Actividades sensoriales II - Maria Montessori

En una entrada anterior ya os dejé ideas de actividades sensoriales basadas en el Método Montessori y hoy continuamos ampliando esta lista. Trabajar a través de los sentidos se ha convertido en uno de los mejores sistemas para que los niños absorban y adquieran nuevos conocimientos de una forma lúdica.


  • Cojines táctiles: para esta actividad confeccionaremos pares de pequeños cojines de diferentes texturas (lana, algodón, cuero…). La finalidad es que el bebé pueda manipularlos libremente y, hacia los dos años de edad, comience a discernir entre ellos y a formar parejas de iguales.

  • Cesta sensorial de pelotas: a modo de cesta de los tesoros, juntaremos varias pelotas de diferentes tamaños y texturas para que el niño pueda tocarlas y comenzar a diferenciar entre aspectos y nociones con grande-pequeño, áspero-suave…

  • Enfilamos piezas: esta actividad es una gran idea para desarrollar la motricidad fina de nuestros alumnos. Los más pequeños pueden comenzar ensartando piezas de un tamaño considerable, mientras que los niños más mayores pueden hacerlo con bolitas más pequeñas. Además, es una buena manera de trabajar, de forma transversal, los colores, las formas geométricas y las seriaciones.
 
  • Matrioskas: estas muñecas rusas tan características pueden ayudarnos a trabajar diferentes aspectos con el orden, la selección y la clasificación, así como la observación y la motricidad fina mediante su manipulación. Podéis encontrarlas como las típicas muñecas o como cubos o vasitos.
  • Jugamos con botes: las cajas, botes y tapones siempre llaman la atención de los más pequeños. En esta ocasión lo aprovecharemos y jugaremos a abrir botes de diferentes medidas y con diferentes tapas.

  • El salero: con un salero grande o simplemente con un bote en cuya tapa haremos unos agujeritos, podemos llevar a cabo esta tarea. Con el objetivo de desarrollar la motricidad y la capacidad de concentración, colocaremos palitos, pajitas, flores… en el interior de cada agujero del bote.



  • Puzzles: los puzzles son un recurso fascinante para trabajar no sólo la motricidad y la coordinación óculo-manual, sino también, la concentración, las formas, el orden, y el tema que mostremos a través de dicho juego. Montessori posee varios puzzles con los que podemos trabajar aspectos naturales como las partes de una planta, de un animal o el sistema solar.
 

  • Cartas y objetos: este juego es muy sencillo y podemos realizarlo con cualquier objeto que encontremos en casa. Tan sólo necesitaremos los objetos y unas imágenes en las que se representen dichos objetos. La finalidad es que el niño logre emparejar cada imagen o ilustración con el objeto correspondiente.




  • Sonidos de animales: en una bolsa colocaremos varios animales de juguetes para que el niño vaya descubriendo uno a uno e imitando el sonido que éstos producen. Los más mayores pueden jugar a adivinar primero el animal que es utilizando solamente el sentido del tacto e imitando el sonido característico de cada uno.

  • Plastilina: si hay un material sensorial por excelencia para trabajar la motricidad fina y las habilidades y destrezas manuales esa es la plastilina o pasta para modelar. Es un material muy completo que ayuda enormemente a desarrollar la capacidad imaginativa de los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario