15 Ideas para jugar con el agua

Ya estamos en verano, la esación que nos permite desarrollar muchas actividades al aire libre y con un elemento que les encanta a los niños: el agua. En esta ocasión, quiero compartir una serie de ideas que podéis llevar a cabo con los más pequeños y con las que trabajaréis a través de los sentidos, esencialmente del tacto.

----------------------------------------------------

1. Barcos con tapones de corcho: los tapones de corcho son ideales para jugar en el agua y comprender así que hay objetos que pueden flotar y otros hundirse. Podéis hacer los barquitos con tres tapones unidos por gomas o cuerdas o sellados con silicona; o simplemente, utilizar un sólo tapón. Os recomiendo hacer la vela de dicho medio de transporte con goma eva, ya que es un material muy liviano que permitirá al barco seguir flotando.



2. Barcos con churros de piscina: Otra forma muy sencilla de realizar barcos que floten en el agua es utilizar los churros con los que los más pequeño aprenden a nadar. Para hacer la vela también podéis utilizar goma eva y en ligar de un palito, podéis colocar una pajita de plástico.


3. Barcos con tapa de tarros y botes: las tapas de los tarros y botes también flotan, por lo que podemos utilizarlas para crear más barcos.




4. Ranas en nenúfares: con una pelota de pin-pon podemos realizar este divertido anfibio que colocaremos sobre una base de goma eva que representará una hoja de nenúfar (también podéis emplear una bola de poliespan pintada por los niños).




5. Carreras de barcos o canicas: partiendo un churro de natación a la mitad podemos conseguir dos pistas o caminos por los que deslizar los barcos o pequeñas pelotas o canicas.


6. Botellas sensoriales: las botellas sensoriales son un gran recurso para trabajar diferentes temas y en este caso, podemos trabajar el mar y sus elementos característicos; os dejo algunos ejemplos.






7. Globos de agua: forman parte de los jugos tradicionales y son muy divertidos y atractivos para los niños. Con ellos podemos hacer competiciones de lanzamientos, encestarlos en cajas o cubos, clasificarlos por colores...





8. Trasvase de agua con utensilios y esponjas: El trasvase de agua y otros elementos es una de las mejores opciones para trabajar los sentidos y, especialmente, la motricidad fina a la vez que los más pequeños se divierten. Podemos llevarlo a cabo mediante utensilios como vasos, botes, tapones... e incluso esponjas.






9. Pescamos peces: para esta actividad necesitaremos láminas de colores plastificadas y anillas o clips que colocaremos en la boca de los pecetitos, a quienes trataremos de coger con la ayuda de un palito.


10. Deslizamientos: con un trozo de plástico mojado o con bolsas de basura, podemos realizar un tobogán casero por el que los niños podrán deslizarse.



11. Perlas de agua: son bolitas de colores que les encantará manipular a los niños, pero hemos de estar pendientes y evitar que las ingieran.



12. Pintamos con hielo: con sólo un poco de pintura de dedos y agua, podemos realizar cubitos de colores con los que pintaremos, descubriendo así otras texturas y una nueva forma de expresarnos.


13. Huevos de dinosaurio: esta actividad resulta muy atractiva para los más pequeños, porque no sólo descubren una nueva textura y estado del agua, sino que han de ingeniárselas para poder recuperar los dinosaurios que contienen.


14. Salvamos animales: es una actividad similar a la anterior, la cual consiste en romper el bloque de hielo y rescatar a los animales que en él se encuentran.

 



15. Pompas de jabón: son un clásico de los juegos de playa y del verano que les encanta y con el que trabajarán muchos aspectos, entre ellos la motricidad, la coordinación viso-manual y los músculos faciales.







No hay comentarios:

Publicar un comentario