El peso y la talla en los bebés



El desarrollo físico del bebé va ligado a su peso y a su talla, aspectos que han de ser controlados especialmente en los primeros meses de vida.

Sabemos que la herencia genética es un factor muy importante en el peso y estatura del niño, así como el momento de la gestación en el que el pequeño nació, donde hacemos una distinción entre los que nacen a final de la misma y los que se adelantan a la semana 38 de gestación.En otras ocasiones, una enfermedad materna que no le haya permitido recibir suficiente alimento durante el embarazo o una diabetes gestacional también pueden determinar el peso y talla del bebé al nacer.

Por ello, si nos encontramos con un bebé por debajo de los 2.500 gramos, se considera bajo peso en los niños nacidos a final de la gestación, mientras que por encima de los 4.000 gramos, el peso es evaluado como alto. El valor medio está situado entre ambas medidas y en torno a los 3.000 gramos.

El pediatra será el encargado de controlar, de forma rutinaria, la talla y peso del pequeño, siendo importante no obsesionarse con ello, ya que en el primer año de vida, estos datos varían cada trimestre.
Así, durante los primeros tres meses, el aumento de peso oscila entre 750 - 900 gramos mensuales. Entre el tercero y sexto mes, decrece y el aumento gira en torno a 500 - 600 gramos mensuales. Entre el sexto y noveno mes, el aumento de peso es menor, entre 350 - 400 gramos mensuales. Y, finalmente, entre el noveno mes y el año de edad, el promedio mensual se sitúa entre 250 - 300 gramos.

Las tablas sobre el peso y las medidas ideales son orientativas, Hace quince años, la Organización Mundial de la Salud, OMS decidió iniciar un estudio mucho más amplio para elaborar el siguiente patrón de medidas en relación a la alimentación recibida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario